En el cuerpo más feo a veces se hospeda el alma más bella (brioche)

Ya tocaba, la receta empleada es la de Hamelman, usé 219 gr de harina de fuerza y 211 de harina panificable, le pse 7 gr de sal en lugar de los 10,5 gr que le tocaban, lo demás clavado según la receta para 240 gr de huevos.

La masa amasada siguió estas fementaciones: 2 horas a temperatura ambiente (18 ºC), 16 horas en la nevera, 3 horas después de salir de la nevera (la masa siguió fría).

Salieron 2 trozos de masa uno de 300 gr para el brioche redondo y uno de 600 gr para el molde rectangular.

El brioche pequeño puse 200 gr en la base y 100 gr en la boina: la boina se cayó oooohh!

Aquí los 2 trozos

¿Os recuerda algo?

El brioche grande también se ha desbordado

La clave de esta masa es que he usado más harina de fuerza que la que dice la receta: la receta dice 23 % de harina de fuerza y yo he puesto algo más del 50 %.

Ha salido un brioche exquisito, un miga finísima, delicada y sabrosa es para ponerse a comer y no acabar nunca. Como está tan inflado comes cantidades enormes y no te llena.

Esta entrada fue publicada en Cuaderno de trabajo. Guarda el enlace permanente.

4 Respuestas a En el cuerpo más feo a veces se hospeda el alma más bella (brioche)

  1. beatriz dijo:

    ahhhhhhhhhhh hermanito sabes que yo hago unos melindros sin gruten que me son buenisimos , son facilicimos de hacer, ahora estoy provando a hacerlos al chocolate te sabre decir como vienen

  2. ebl dijo:

    te estamos espiando.
    Lo conseguiremos de maiz! seguro que será exquisito! Danos tiempo…10 años más o menos.

  3. yprh dijo:

    Jo, ésta Eugenia no se pierde una…

  4. Eugenia dijo:

    Los he probado y están buenísimos!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *